PROTOCOLO DE VESTIMENTA EL DÍA DE LA BODA

En primer lugar, habrá que ver si la boda es de día o de tarde para poder valorar que tipo de prendas deberemos llevar.
En el caso de las señoras, si la boda es de día, se recomienda que los vestidos sean sencillos y por debajo de la rodilla. No obstante, para asistir a una boda de día como invitada no es obligatorio ir con vestido o falda. También puedes optar por monos largos y trajes de pantalón y chaqueta de tejidos fluidos

En cambio, si la boda es de tarde o noche, se permiten los vestidos largos.

Sí, en una boda de noche puedes ponerte el vestido de fiesta largo con el que llevas tanto tiempo soñando. Por la noche están permitidos, pero en ningún caso deben tener cola. No olvides que eres una invitada y que la protagonista de la boda es la novia.

Los vestidos de fiesta cortos y midi también son una buena opción, sobretodo los de diseño de cóctel, ya que aportan más frescura a la boda y, por qué no decirlo, comodidad. Si vas a pasarte toda la noche bailando, querrás poder moverte con soltura. Y toma nota de esto: según el protocolo, las medias son siempre obligatorias. Tando de día como de noche, sea invierno, primavera o verano.

Por lo que hace al color del vestuario, como pauta general en una boda de día debes evitar en todo momento los colores blanco y negro. El protocolo estipula que el blanco es el color de la novia, que es la protagonista de la celebración, y que el único evento al que puedes ir totalmente de negro es a un funeral.

En cuanto a los señores, lo más habitual es ir de traje. El smoking o el frac solo serán necesarios si así lo indica en la invitación ya que estos tipos de vestimenta son para ocasiones más especiales.

Las corbatas negras no están permitidas y tampoco es correcto quitarse la chaqueta durante la boda.

Deja una respuesta