Un seating plan original

El mercado de las flores que preparamos para la boda de María y Miguel en Finca Prados Moros

María es una amante de las flores y quería hacer un seating plan original, así que escogió sus variedades favoritas para dar nombre a las mesas de su boda.

Montamos un «Mercado de las Flores» a la entrada del salón de Prados Moros donde cada uno podía encontrar la mesa que se le había asignado: Astrantia, astilbe, tulipán, o verónica son algunas de las variedades que utilizamos

Por otro lado, cada mesa llevaba un mesero enmarcado con la acuarela de la flor correspondiente, que hizo nuestro compañero Nacho de Cacareo.

Para los marcasitios, decidimos convertirlos en marcapáginas para darles una utilidad y que los invitados se los pudieran llevar de recuerdo. Los marcapáginas llevaban el nombre del invitado y la acuarela con la flor de la mesa donde estaba sentada cada uno.

Además, para completar este concepto, la papelería de la boda se hizo incluyendo todas las variedades de flor presentes ese día. Así como, los centros de mesa se elaboraron con las 24 variedades que daban nombre a las mesas, con esto pretendíamos seguir el hilo conductor de la boda: las flores.

Por último, como sorpresa para María, Nacho le regaló una vajilla con las acuarelas de las flores que usamos para las mesas y decidimos colocarla para decorar la estantería del salón, de forma que todas las mesas estuvieran representadas en ella.

Una vez terminó la comida, los invitados podían acercarse al «Mercado de las flores» y llevarse un ramo de recuerdo con las flores favoritas de cada uno. Muchos de ellos han secado el ramo y se han quedado con un recuerdo muy especial que decora algún rincón de sus casas.

Deja una respuesta